Inocencia de un Futuro Incierto.

Intervención Sonora.

La banda sonora lleva a que se recree un campo de batalla en medio de una guerra en la que, con el lloriqueo del niño, señala que siempre hay alguien que se opone a tales sucesos. Además, al tener un sintonizador de radio al principio y al final, genera cierta cotidianeidad en lo que sucede. Como si la gente estuviera acostumbrada a tales actos por parte de la humanidad, estar acostumbrados a la violencia como respuesta a todo.

La inquietud que se espera generar es incomodidad e inseguridad. Para los niños y jóvenes que no conocen el dolor que atrae la guerra, este trabajo solo los llevaria a pensar a una pelicula o algun juego de una consola. En cambio para un adulto, el mero disparo ya es algo totalmente diferente, y mas alla de haber o no sufrido por ser victima de una guerra, ese sonido remite a la inseguridad. Al miedo constante de que, en la actualidad, una persona no pueda caminar con tranquilidad en las calles pensando en un posible robo, secuestro o en el peor de los casos, la muerte misma.

Intervención Fotográfica.

Lo primero que me llamó la atención cuando vi la foto fue la expresión del niño, fuera de lugar, como si estuviera a punto de llorar. A la hora de pensar como podría generar otro sentido en la fotografía, no mucho vino a mi mente, pero tenia una idea de que quería mezclar a este nene con aborígenes o una zona de guerra. Así, después de muchos intentos, logre intervenirla.

Al ponerlo junto a dos soldados y un cadáver, trate de darle mas significado al hecho de que en un principio el niño sentía como si no quisiera estar ahí. Además de querer transmitir como niños inocentes están atados a las acciones de los adultos, quienes solo piensan en ellos mismos.

El punctum que podría generar esta nueva foto es la remera blanca del chico, haciendo ironía a lo oscuro que conlleva estar en guerra y la inocencia de ser niño.

Anónimo, Santiago del Estero, S. XX

La foto trata de un niño subido arriba de un auto, por delante de la puerta, mirando a algo o alguien. Esta imagen me produce intriga, la curiosidad de saber quien es ese nene y en donde sucedió.

En la fotografía puedo imaginar el sonido del motor del auto, a una madre diciéndole a su hijo “sonreí” y al fotógrafo llamando la atención del niño con un “¡whiskey!”. A lo lejos, pasos de gente caminando por detrás de los adultos y un bullicio interminable.

La ubicación particular del niño en el auto y su expresión generan ternura e incertidumbre, construyendo un punctum. Al intervenir la imagen espero llegar a producir otro/s punctum diferentes al original, más sombrios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s